31 ene. 2016

Lavandula officialis

Así felicitamos el nuevo año MamaBird shop y una servidora a más de 50 personas que se habían cruzado de un modo u otro por nuestro camino.

Que ¿por qué la lavanda? Pues porqué además de oler bien y ser un relajante por excelencia, sus múltiples significados y beneficios lo tenían todo para empezar un nuevo año. Y aunque un pelín tarde, aprovecho a desearselo a todo aquel que pase por aquí a leer.

No vengo a hacer una declaración de intenciones (después de un mes) para no cumplir durante este año, ni durante el siguiente pero sí voy a dejar por escrito la cosa más importante que llevo aprendiendo ultimamente:

No voy a encontrar el orden, ni voy a ordenar mi caos (que tanto nombro por aquí). Posiblemente no voy a actualizar este blog tanto como quisiera, ni voy a tener más tiempo (tengo que admitirlo). No voy a exprimir todos mis fines de semana para hacerlos ultra productivos (alguno sí, por supuesto), ni voy a machacarme por no hacerlo (o eso espero). 
Lo único que me funciona a mi es ser feliz y sentirme realizada durante la semana en el trabajo. Es algo que no puedo olvidar y es lo único que puede contradecir, en parte, al parrafo de arriba. Podrá parecer demasiado obvio pero a veces se me olvida y ando fustigandome por no tener ganas de cojer un pincel en mis ratos libres.

Este nuevo curso lo he empezado oliendo a lavanda, con ganas de seguir aprendiendo, bien limpia de todo y "purificada". Así que... aunque no actualice esto tanto como me gustaría, espero poder enseñar todo lo que estamos tramando junto a MamaBird, junto a Javier Gargallo y junto a mis pinceles (siempre). 

Y si no...
¡siempre podéis seguirme por instagram @veronicaalgaba !

30 dic. 2015

El niño amarillo de Almax Forte


El niño amarillo tenía la piel muy blanca y el pelo muy rubio. Era bajito, bueno, lo típico para su edad. Con tres años tampoco se puede ser muy alto. Me gustaba llamarle ‘el niño amarillo’ porque, como si de un bucle se tratara, su madre había decidido plantarle cada mañana el babero amarillo limón, a juego con esos pelos brillantes casi blanquitos como los de una oveja. Robert deslumbraba, era como una bombilla, irradiaba luz y era maravilloso estar con él. Tenía los ojos redondos como dos canicas y su mirada era despierta y vivaracha. Los niños de su clase se empeñaban en llamarle Robert, con la tónica en la primera sílaba, y la verdad es que quedaba un poco neoyorquino de pueblo. Su madre no hacía más que recordarme que el crío se llamaba Robert, con el golpe de voz en la segunda sílaba, en valenciano muy valenciano. Yo le decía a la madre que ella podía decir misa porque los niños iban a llamarle como les diera la gana a ellos.
Robert y yo nos gustamos desde el minuto uno. Le conocí cuando el curso ya estaba muy avanzado y nunca participaba en “la Asamblea” porque le daba una vergüenza horrorosa hablar en público. No había forma humana de hacer que contara a sus compañeros lo que había hecho la tarde anterior. Sin embargo, y no es por echarme flores, desde que nos conocimos, empezó a charrar por los codos. Era como una cotorra, todo me lo contaba. Me dijo que su iaia le había comprado una Monster High “con bolso y todo” y que iba a merendar un Danonino. Aquel pollito amarillo era dulzura e inocencia virgen, sin ensuciar, sin toxicidades adultas ni prejuicios absurdos. Yo me lo quería guardar en un bolsillo y llevármelo conmigo para siempre de tan bonito que era. Ahora debe de estar cumpliendo cinco años y me lo imagino igual de rubio y de amarillo que cuando lo conocí. Espero que cuando nos volvamos a ver siga hablando sin parar y me cuente más aventuras con su iaia.


Es un gusto formar parte de #loscuentosdelaforte de la storyteller más bonica del planeta, AlmaxForte. A parte de leerla, verla, escucharla y seguirla, Alma está en colaboración con la Fundación ANAR y su lucha contra el maltrato escolar. En su web, aquí, podéis descargar #loscuentosdelaforte #lavidadelascosaspequeñas por solo 4€ y absolutamente toda la recaudación irá para ellos. 


 "Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas, en muchos sitios pequeños...consiguen hacer algo grande."

14 dic. 2015

#momentoafortunado

Dejé el blog hablando sobre la valentía y después de "no quiero calcular cuanto" vuelvo a las andadas gracias a vuestros mails y a un catarrazo que me tiene sentada en el sofá y no me deja más que darle al coco. Así que aprovecho el freno que me ha puesto el cuerpo para volver aquí (¡por fin!) y hablaros sobre mi #momentoafortunado con Vino Afortunado de Viñedos Singulares.


Hace unos cuantos meses Viñedos Singulares me invitó a una cena junto a otros ilustradores para presentarnos su Vino Afotunado. Nos invitaron a beber, a cenar, a ilustrar y a proponer un #momentoafortunado para ellos. Y...este es el mío: un sueño afortunado. Tan surrealista como real para mi.

Me cuesta mucho dibujar sin sentir algo, es inevitable no llevarme las ilustraciones al terreno personal (¡y más si tengo carta abierta!) y si me seguís por instagram @veronicaalgaba entenderéis que me siento muy afortunada, así en general. Así que no encontré manera mejor que resumir esa sensación mágica que esta: una pareja mirando las estrellas, acostados sobre una ballena flotando sobre las luces de una ciudad.

He estado mucho sin pasarme por aquí, son tantos los buenos proyectos abiertos en el ámbito personal que los días pasan sin frenar, hasta hoy. Gracias al catarro y seguramente, gracias a vosotros.

¿Nos vemos en breves?

5 jul. 2015

Sobre la valentía

Magnolia: 
De acuerdo con su tamaño, su perfume y su forma de florecer su significado va ligado con la valentía, la belleza intelectual, la perseverancia, la dignidad y la nobleza.


Empecé el año leyendo este post de Lorena en NaSuaLua y desde entonces se me gravó a fuego en la cabeza esa frase tan de tablero de pinterest (en caligrafía dorada y bonita sobre fondo negro, para ser concretos): Be Brave. 

Desde entonces me la repito constantemente "¡Sé valiente!" y me recuerdo a mi padre (que es un coach y un soñador en toda regla y aun no lo sabe) diciendo "¡En esta vida hay que ser valiente, Verónica!" "¡Nunca te conformes con lo que no te gusta!" cuando llegaba a casa con un problema existencial propio de una chica de 15 años. Me la repito tanto que hasta se me ha pasado por la cabeza tatuármela y más suavemente, hacerme una camiseta (también muy pinterest, las dos cosas). 

Y es que, cuando intento evocar a la valentía en mi misma, no me refiero a esa determinación para enfrentarse a situaciones arriesgadas o difíciles, a esas grandes hazañas históricas de las que habla el diccionario. Me refiero a dar ESE pequeño paso todos los días:

A no preocuparme por el qué dirán y plantarme un sombrero, a saber defenderme (a mi y a mis valores) y batear con fuerza todas las Bludgers que puedan cruzarse por el camino sin perder el tipo, a subirme en un escenario sin perder la vergüenza (porque también forma parte de mi), a pedir ayuda, a intentarlo, a dar mi opinión, a rectificar, a escribir ese mensaje y todas esas cosas tan mías como vuestras. 

Y en esas estamos. Lo del tatuaje aún se me sigue pasando por la cabeza.


4 jul. 2015

SJME


Si alguien no sabe aun qué son las Súper Jornadas para Mini Emprendedores que haga click aquí porque yo solo voy a dejar una pequeña crónica sobre todo lo mágicamente humano que allí se vivió (o un intento de mini crónica, totalmente subjetiva) y es que no sabría decir qual es el factor común de este tipo de eventos... si son la gente que los hacen posible, la finalidad, el espacio, la organización o todo junto, aquello que los llena de buenas vibraciones y te devuelven al mundo real cargadita de energía.

La ultima edición de las SJME volvió al Espacio Valkira (Poblenou, Barcelona) para ofrecer herramientas, consejos, trucos y triquiñuelas que  ayuden a llevar a cabo tu pequeño proyecto. Aunque para los asistentes toda la información era digna de apuntar y estudiar para no olvidar jamás de los jamases, lo que realmente me emocionó fue la parte humana de las jornadas. Y no es casualidad que todas las que allí se subían al escenario hablasen de la autenticidad, de la naturalidad y del lugar donde debían nacer todas las ganas. 


Conocí a Silvia Buján personalmente y disfruté de su compañía durante dos días y de una clase expres de trucos fotográficos, se coló en mi corazón Alma Andreu de AlmaxForte, conocí de cero a Gudy Herder y me enamoré de ella, de su estilo y su trabajo. Me reencontré con Marta de Fauna y Flora, con Lorena de NaSuaLua, me llenó de energía la ponéncia activa de Montse Pujada y la forma de ser de Marta Barberà. Andrea Valverde compartió aplicaciones y ejemplos para lidiar con el mundo 2.0; y en todas ellas (y en las que me he dejado porque no tube la oportunidad de llegar a tiempo a sus ponencias) estaba el mismo mensaje: hay que ser uno mismo. 

Y como no podía ser de otro modo, ese fue el mensaje que yo también quise dejar después de explicar un poco mi vida.



Al momento entrevista le cogí el gusto gracias a Gemma Fillol y al micro de Madonna que me colocaron pero lo mejor fue conocer poco a poco a todas las asistentes que se acercaron a compartir sus ganas o a darte un abrazo espontáneo, así sin más. Asistentes y colaboradoras como Charuca que podría haber sido una ponente más por su trabajo y sus historias o como Elisenda de The Wedding Dreamer, a la bonita de Joanna Noguera (fotógrafa del evento), o Silvia Mazón que con sus palabras era yo la que quería plantarle un abrazo, así sin más... y por esos dos días y toda la energía que allí regalaron, no queda otra cosa para cerrar este post que dar un tremendo:


A Gemma de My event concept y a Elia de Superyuppies por su generosidad porque dejando al margen la profesionalidad, sin su autenticidad las SJME no hubieran sido lo mismo.

17 jun. 2015

JUNIO

¡Esto es lo que le ha pasado a la ramita de cerezo en flor que subí al blog después de tanto tiempo sin pasarme por aquí!

En este mes he sumado una primavera más (26 en total), he disfrutado de Deriva Paper en vivo y en directo, un proyecto de Marta Vargas en el que tube el placer de participar en su día, he vuelto a pisar la playa y a meter los pies en el mar por primera vez este año, he encontrado un ratín para deborar el primer libro de Lucia Be y gracias a ella me he venido arriba (un poquito más) y recién llegada de la fiesta más molona del equipo Mr Wonderful para presentar su primera revista Mr Wonderful Ideas me encuentro mirando al sábado, a las Súper Jornadas para Mini Emprendedores que celebra su última edición y en las cuales participo dentro del apartado "casos de éxito" junto a los bonitos de Fauna y Flora. Aunque lo de "caso de éxito" os lo explicaré cuando se hayan cumplido porque de momento yo...no sé en qué momento decidieron Elia Fibla y Gemma Fillol proponerme participar a mi (y a mi pequeño caos, todo sea dicho) en todo esto.

Aunque, antes de que acabe el mes me he propuesto finiquitar mis quehaceres aun pendientes y disfrutar del verano. Si lo consigo, promento pasarme por aquí muchísimo más a menudo (de verdad de la buena).

10 may. 2015

printemps

Antes escribía cosas tal que así:

"De lo minúsculo nacen los hechos que nos revelan como personas. De mi cabeza, tus pájaros. De las corrientes de tus manos, mi cuerpo se llena de ti por horas y horas. Bailamos libres. Regreso por momentos. Nunca he ido demasiado lejos pero estoy más aquí que antes y no hay nada mejor que amanecer en tu cintura, ni nada más hambriento que desayunar con tu sonrisa."

Y después de cinco años estando aquí, contigo, no hay nada mejor que releerme y seguir sintiendo lo mismo multiplicado por todos los besos que hasta día de hoy te he dado. 



p.d: Sé que nada tiene que ver la primavera con lo escrito (o si) pero este blog lo creé para soltar y unir cosas así de aleatorias y dispares de vez en cuando (y eso hago).
p.d: Porque sigo en proceso de creación de esto. ¡Y esto es bueno!

9 may. 2015

cherry blossom

Japón estaba en mi lista de paises a los que quería visitar y perderme. Sabía que si pisaba Tokio me dejaría huella y después de tan solo una semana allí he vuelto con la misma sensación de cuando pisé NY por primera vez: quiero volver y perderme.

Seguramente si pudiese haber guardado en una caja todos los momentos que fui viviendo ahora abriría la tapa y aparecerían todos sueltos y mezclados, diciendo algo así:

Tranquilidad, calma y orden. Konnichiwa, Arigato Gozaimasu y un ritual para envolver tus compras. Slowlife, slowmorning, un 80% de tradición y un 20% de tecnología (¿Os sorprende? Una de las principales características de Japón es que es un país de contrastes, en el conviven tradición y modernidad, en Tokio podemos encontrar el bullicio y algarabío propio de la ciudad y simplemente doblar una esquina y sentir la inmensa paz de un templo sintoísta.). Plantas, verde, eco café, eco té, eco zumos y eco-todo. Flores, pantallas, y dibujos. Son Gokū, anime, manga, geishas, una boda tradicional, un paseo en barca, visita al Museo, un espectáculo de samuráis... y suma y sigue.

Me pasé todo el viaje tarareando "Bachata en Fukuoka" de Juan Luis Guerra y deseando tener a mi chico al lado para comentar todo pero viajé a Tokio por trabajo y después de un tour por toda China pisar Japón me ha sabido a gloria. 

Y en definitiva, estar en Tokio es sentirte como dentro de un libro de Murakami:

" La memoria es algo extraño. Mientras estuve allí, apenas presté atención al paisaje. No me pareció que tuviera nada de particular y jamás hubiera sospechado que, dieciocho años después, me acordaría de él hasta en sus mínimos detalles. A decir verdad, en aquella época, a mí me importaba muy poco el paisaje. Pensaba en mí, pensaba en la hermosa mujer que caminaba a mi lado, pensaba en ella y en mí, y luego volvía a pensar en mí. Estaba en una edad en la que, mirara lo que mirase, sintiera lo que sintiese, pensara lo que pensase, al final, como un bumerán, todo volvía al mismo punto de partida: yo. Además, estaba enamorado, y aquel amor me había conducido a una situación extremadamente complicada. No, no estaba en situación de admirar el paisaje que me rodeaba. " Tokio Blues